La Aventura es La Aventura se cae, pero rebota
Muchos habréis notado que algo sucedió ayer, pasada la hora de la siesta (en GMT +1). Nuestros monos se han despertado y se han encontrado con una estampa más que horrorosa: La Aventura es La Aventura había cambiado su inconfundible y preciado diseño por el de una vulgar página con una chica de dudosa reputación en la portada y decenas de enlaces a páginas de turismo, hostelería y ocios varios.

La culpa de todo ello es debida a la subcontratación barata. Cierto mono, al cual mejor no nombrar, dormía a pierna suelta mientras debía estar haciendo un pago muy importante y de imposible prorrogación. Todo esto ha llevado a los directivos a crear un comité de crisis y discutir las distintas opciones que se nos ofrecían.

Finalmente el comité ha conseguido resolver el problema, aunque os aseguramos que rodarán cabezas, y a ese descuidado primate no se le ocurrirá volver a dormirse en horas de trabajo. Así que públicamente, os pedimos disculpas por la inoperabilidad y que sepáis que trabajaremos con más empeño para que algo así no vuelva a ocurrir.

30 de Julio de 2008
 
   
COMENTARIOS
No hay comentarios por el momento.
¡Anímate a escribir!

Añadir comentario